EXPOSICION INTERNACIONAL DE FLORA NATIVA ASBA - CINC

PRIMERA EXPOSICIÓN JURADA DE ILUSTRACIÓN BOTÁNICA DE FLORA CHILENA 
DEL CÍRCULO DE ILUSTRADORES NATURALISTAS DE CHILE (CINC)

 

"Conectando a las personas con las plantas mediante la ilustración botánica"

 

La primera exposición de ilustración botánica de flora chilena tiene lugar en la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica, desde el 18 de mayo y permanecerá allí hasta el 28 de septiembre de 2018. Ella ha sido el producto de la colaboración y del trabajo en equipo de personas, agrupaciones e instituciones que ven en la ilustración botánica una manifestación cultural que ha contribuido enormemente al desarrollo de la ciencia y del conocimiento en general. Se trata de una forma de arte y ciencia cuya estética y significado son universales, que puede ser leída y comprendida por cualquier ser humano con capacidad visual.

 

El objetivo de esta muestra ha sido retomar esta antigua disciplina científica y traerla al mundo contemporáneo nacional con la esperanza de conectarnos con nuestras plantas, con los oficios, con el conocimiento, y sobre todo, con el anhelo de servir como un puente que haga posibles nuevos diálogos entre las personas y las plantas.

 

La exposición reúne las obras de ilustradores botánicos que están iniciando su camino y que participaron de un exigente concurso para formar parte de la muestra, el que fue jurado por los botánicos Gloria Rojas y Sebastián Teillier, el ilustrador Francisco Ramos y las ilustradoras y miembros de CINC Patricia Domínguez y Geraldine Mackinnon.

 

Se entregaron seis premios, tres en la categoría de principiantes y tres, en la de avanzados.

 

Los ganadores fueron:

 

Categoría Avanzado:

Primer Lugar: Constanza Obach / Senna stipulacea (Figura 1)

Segundo Lugar: Pilar Salazar Littin / Maytenus boaria (Figura 2)

Tercer Lugar: Rafael González / Alstroemeria pelegrina (Figura 3)

 

 

Categoría Inicial:

Primer Lugar: Estrella del Carmen Rojas / Sisyrinchium striatum (Figura 4)

Segundo Lugar: Cristina Riesco / Caiophora coronata (Figura 5)

Tercer Lugar: Daniela Valdés Martinic / Dendroseris litoralis (Figura 6)

 

Mención Honrosa 
(por trabajo de investigación)

Katharina Kastowsky: Ribes integrifolium (Figura 7)
(zarzaparrilla, un arbusto muy escaso de la cordillera de Nahuelbuta)

 

También se mostraron los trabajos de la nueva generación de ilustradores profesionales representados por las integrantes de CINC (Figuras 8910 y 11) y de los maestros que han sido figuras de esta disciplina desde mediados de los años ‘70 hasta hoy: Andrés Jullian (Figura 12), Francisco Ramos (Figura 13) y tambieén de otros naturalistas tales como Gloria Rojas (Figura 14) y Sergio Elórtegui (Figura 15).

 

Gracias a esta exposición, hoy Chile forma parte de un colectivo de países donde la ilustración botánica juega un importante rol. El 18 de mayo de 2018 se inauguró en la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica la primera exposición de ilustración botánica organizada por el Círculo de Ilustradores Naturalistas de Chile (CINC) el marco del proyecto internacional Botanical Art Worldwide Exhibition de la American Society of Botanical Artists (ASBA). La exposición se hizo de manera coincidente con otras 25 exposiciones localizadas en diversos países del mundo, cuyas ilustraciones se proyectaron en la exposición el día de la inauguración, en tanto que las ilustraciones hechas en Chile, se proyectaron en todos los países en los que se presentó la muestra.

 

 

Chile, país de flora singular

 

Nuestro país, se extiende en dirección norte-sur a lo largo de casi 39 ° de latitud; por eso, posee climas y ambientes equivalentes a los que se suceden entre Egipto y Noruega, en el hemisferio norte. No obstante, a diferencia de lo que ocurre en el norte, nuestro territorio es muy joven; y su evolución —al menos desde el punto de vista de las plantas— ha sido similar a la de una isla: desde hace millones de años se mantiene separado del mundo por una cordillera de hasta casi 7000 m de altitud, el océano Pacífico y los mares que lo aíslan de la Antártica.

 

El objetivo de esta muestra ha sido retomar esta antigua disciplina científica y traerla al mundo contemporáneo nacional con la esperanza de conectarnos con nuestras plantas, con los oficios, con el conocimiento, y sobre todo, con el anhelo de servir como un puente que haga posibles nuevos diálogos entre las personas y las plantas.

 

La exposición reúne las obras de ilustradores botánicos que están iniciando su camino y que participaron de un exigente concurso para formar parte de la muestra, el que fue jurado por los botánicos Gloria Rojas y Sebastián Teillier, el ilustrador Francisco Ramos y las ilustradoras y miembros de CINC Patricia Domínguez y Geraldine Mackinnon.

 

La mayor parte de las especies ilustradas unas veinte pertenecen a la flora del Chile mediterráneo, aquel que se extiende entre los valles de los ríos Choapa y Biobío. La elección es muy diversa: desde árboles característicos y abundantes que definen el paisaje, tales como el quillay (Quillaja saponaria) y el maitén (Maytenus boaria), hasta hierbas pequeñas que pasan inadvertidas durante su floración, casi invernal, como la Miersia chilensis, cuyo género es, además, endémico del Chile central. Se ilustran arbustos muy frecuentes en la ecorregión, como el tomatillo (Solanum ligustrinum), o escasos, como el abutilón nativo (Corynabutilon ceratocarpon), una especie subandina. Como es natural, muchos ilustradores optaron por representar especies de bella y llamativa floración, tales como el soldadito (Tropaeolum tricolor) y la zarcilla, Bomarea salsilla, trepadoras herbáceas; o hierbas perennes como el capachito rosado (Calceolaria cana), varias orquídeas del género Chloraea y tres llamativas del género Alstroemeria.

 

De las especies de la ecorregión del bosque templado se ilustran once especies, desde árboles gigantes como el monumental pehuén (Araucaria araucana), el ulmo (Eucryphia cordifolia) y el tineo (Weinmannia trichosperma), hasta la medallita (Sarmienta scandens), pequeña epifita de llamativas flores. No podían faltar especies como el copihue (Lapageria rosea), nuestra flor nacional. También una zarzaparrilla arbustiva muy escasa, de la cordillera de Nahuelbuta, Ribes integrifolia, para hacerla más conocida e invitar así a la tarea de su conservación. Dos helechos situados en las antípodas del tamaño, el frágil palito negro o culantrillo (Adiantum chilense) y el ampe o palmilla (Lophosoria quadripinnata), el más grande de los helechos del bosque templado, también figuran entre las plantas ilustradas.

 

La selección de especies que se ilustró y se expone en la biblioteca patrimonial Recoleta Dominica hasta el 28 de septiembre de 2018, da cuenta de las diversas formas de vida de las plantas nativas, especies que habitan en nuestra amplia diversidad de ambientes naturales. Verlas reunidas allí, en esta primera exposición de ilustración de flora nativa, será, además de un enriquecedor goce para los ojos del visitante, una experiencia gratificante e inspiradora para los naturalistas ya consolidados y para aquellos que prometen serlo.

 

 

El Círculo de Ilustradores Naturalistas de Chile - CINC

 

Ha sido fundado por un grupo de ilustradoras botánicas, el CINC es un espacio de trabajo conjunto, de diálogo y de colaboración para todos los ilustradores naturalistas chilenos, aficionados y profesionales, con fines científicos o artísticos, que desarrollan su trabajo con técnicas tales como: grafito, tinta, lápiz a color, acuarela, témpera, y que ilustran las diversas especies y procesos naturales que se dan en nuestro territorio.

 

La agrupación nació en abril de 2017 como respuesta a la necesidad de contar con un espacio de desarrollo y colaboración en un área incipiente en nuestro país: la ilustración botánica. Aunque hemos tenido ilustradores científicos brillantes desde los tiempos de la Independencia hasta nuestros días, es ahora cuando la ilustración naturalista ha encontrado un suelo fértil para crecer, y cada día más personas -en su mayoría jóvenes- quieren aprender los secretos de los naturalistas antiguos y contemporáneos.

 

Este grupo de ocho mujeres -artistas, biólogas, paisajistas, diseñadoras, ecólogas - es una plataforma creada para apreciar nuestro paisaje de mejor manera a partir de la mirada del ilustrador científico moderno. El CINC busca poner en valor la flora de nuestro país y nuestro entorno natural utilizando un lenguaje visual tradicional y universal que atraiga las miradas de personas de todas las edades y de los grupos. Entre los objetivos de la agrupación destacan, el apoyo a los artistas jóvenes en su búsqueda personal, generar vínculos con otros ilustradores e instituciones del mundo que comparten la misma sensibilidad y valores y construir en nuestro país, un lenguaje propio e identidad como un nuevo actor en la arena de la ilustración científica mundial.